Prepara tu piel para el invierno.

Después de lucir una piel morenita y sentirte atractiva y radiante nos enfrentamos al cambio climático, frio, congestión, calefacciones…

Todos estos componentes irritan la piel, la agrietan, enrojecen… Es el momento de prepararla para el invierno!

Ponte una norma: Ocúpate de ti al menos una vez a la semana. Márcate un día fijo, será más fácil si sigues unos hábitos regulares, pongamos por ejemplo los miércoles.

Cuando llegues del trabajo prepárate una bañera con sales del olor que más te relaje, antes de entrar en ella sujétate el cabello con una banda y desmaquíllate con una leche o un gel, lo que tu piel prefiera. Si te maquillas los ojos con productos resistentes al agua, la casa Thuya tiene un desmaquillador bifásico que es ¡una maravilla! Thuya Desmaquillante Ojos Bi-Fase 100 ml.

Aplícate un tónico en la piel de la cara y del cuello. Sécalo levemente y aplícate un peeling frotándolo con movimientos circulares y con una presión que no agreda excesivamente tu piel. Retíralo con agua y esponjas y sécate la piel con una toalla.

Aplícate una mascarilla de arcilla hidratante o nutritiva (la casa Vasconcel tiene unas mascarillas económicas y muy efectivas) extiéndela por toda la cara y el cuello. Vasconcel Mascarilla Detergente, 100 ml.

Ahora ¡a la bañera! Sumérgete en agua calentita. Puedes poner música de fondo y una encender unas velas de aceite aromático que después podrás aplicarte en la piel. Vela de Aceite Aromático Frutos de la Pasión Ainhoa.

Cuando el agua empiece a ser fría quítate la mascarilla ayudándote de esponjas y el agua de la ducha.
Una vez fuera sécate bien y extiende el aceite calentito de la vela en todo el cuerpo con suaves masajes circulares (este u otro aceite corporal que puedas calentar un poco.)
Aplícate en la cara un Serum para nutrir la piel en profundidad, o un especifico como el àcido hialurónico Sérum Ácido Hialurónico RTB, 30 ml. después aplícate una crema nutritiva reparadora. Crema Regenerating RTB, 50 Ml.

Ponte el pijama, coge una manta y… a mirar la tele o a la cama, lo que prefieras, es tu momento.

Lo que quieras, pero sintiéndote relajada, guapa y… ¡Estupenda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *